Diosas Falaces

Auto de fe y plenilunio

Toda noche es exactamente como la anterior… Sin embargo, el brillo lunar es distinto en cada región de la Tierra; sobre todo cuando se refracta, rebota, golpea en objetos o cuerpos sólidos que por suerte le salgan al paso… Por ejemplo, eso pasa con tu mirada. De noche, cuando el plenilunio regenta el Continente, tus ojos se hacen canales, como cometas que surcan mis retinas tan mediocres y enfermas: les infunden una vida que usualmente no tienen y, le prestan una luz que cuando te vas y la gente me mira, piensan que he tenido un buen día… alguno se aventura a decir que al menos ese día he sido feliz.
Ciertamente, lo he sido aunque por poco tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s