Diosas Falaces

Imagen

Biotema II

 

En los campos arrasados están las urracas buscando muertos frescos;

cuerpos tibios cuyas almas apenas se han ido.

Las negras aves los encuentran.

Bajan, picotean el alimento,

trozan con sus picos filosos las pulpas hasta que,

 un nuevo pájaro negro como una gran sombra y todavía más grande, aterriza y desguaza

los cadáveres como una hoz al maíz.

 

 

Esta noche mis pasos desandan pasos anteriores como si los recogiera premeditadamente.

Mi cuerpo acopia las sombras que he proyectado,

como las urracas que barren los campos con sus alas negras. 

Yo soy, en consecuencia,  esa ave mayor, subrepticia e ilegítima que vuela hacia atrás para descarnar mis propias huellas,

mis sombras son asesinadas y engullidas con el cemento de las calles.

Mi alma es arrojada a los pájaros.

 

Publicado también en Palabra sobre Palabra (ASELCA), Comunidad de escritores en lengua castellana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s