Diosas Falaces

Imagen

Semilla blanda

 

I

 

Absurdo agricultor de semillas blandas.

Paisaje hostil ennegrecido por la llegada de la tarde.

Dios es solo una cosecha agotada del valle de Pacasmayo.

-No sé hacia a dónde vas.

Sin embargo, se te siente cansado y mortal,

 

 

II

 

Mi padre

el de una vocación difícil de profesar:

La de seguirnos…

La de ser feliz a solas o con nosotros que,

a la larga viene a ser lo mismo.

 

 

III

 

Semillas diletantes y náufragas en el campo de tus pies.

– Tus pies… ¿Oíste?

-Sí, ¿y qué? Apúrate que tu madre nos espera en la clínica.

-¿Mi hermanita está bien no?

 

 

IV

 

Cielo oscuro y raso.

Matiz envenenado sobre todas la avenidas limeñas.

El día avanza sin darnos tregua.

-Sí, está bien no te preocupes.

 

 

V

 

Féretro blanco-rosáceo…

de él emergía un perfil aguzado.

Fue a la mitad de la hora escolar:

En el campo de las almas,

donde él sembró por segunda vez la misma semilla.

Blanda, dulce, blanca, fría, nuestra.

 

Poema publicado también en el Club de escritores:

Palabra sobre palaba

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s