Diosas Falaces

Fábula de las dos palomas

-Sólo cuando llegó la primavera, nos dimos cuenta que habíamos estado viviendo casi diez años de ardiente y asesino verano.
Dijo una paloma a su cría, sobre una torre de vigilancia en ruinas.
-Sí madre, no lo vi porque no había nacido pero, desde que me lo contaste, no puedo olvidar lo que me imaginé. Menos mal que dentro de ti estaba protegida.
Auschwitz, 1946
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s